Cerería Santa Cruz

DESDE 1895

Exvotos, ofrendas de iglesia y velas decorativas para el hogar

Como proveedoras habituales de velas y cirios, las cererías solían estar tradicionalmente ubicadas en las inmediaciones de una iglesia. La Cerería Santa Cruz no escapa a esta costumbre, y se encuentra en la calle Atocha, enfrente de la iglesia de la Santa Cruz. Aunque existen datos de algún cerero del siglo dieciséis en esta misma calle, la primera inscripción que consta de este establecimiento data de 1895 en el número 7, que se traslada al número 5 pocos años después: el Archivo de Villa registra la petición de apertura del negocio en julio de 1900, y la concesión definitiva a su propietario, Justo del Río, en agosto de ese mismo año. La familia Iturrieta se hace cargo de la cerería desde la primera década del siglo veinte hasta los años cincuenta, cuando pasa a la familia Vega. Según relata Encarnita, su actual propietaria, hoy en día la fabricación de Santa Cruz se centra en exvotos, figuras decorativas de cera y ofrendas de iglesia (velas y lamparillas), aunque una parte considerable de la producción, de colores y tamaños diversos, va destinada al uso de velas decorativas para el hogar. En cuestión de exvotos, suelen fabricar corazones, cabezas, pies y brazos de hombres, mujeres y niños, ojos de Santa Lucía, gargantas de San Blas, etc. Sus cirios (al contrario que las velas realizadas de manera industrial con parafinas) incluyen más de la mitad de su contenido de cera natural.

Dirección
Calle de Atocha, 5
Tel: 915 22 46 49